Oficina para atencion de las Casitas en Ontinyent

Ontinyent abre una oficina para asesorar sobre la regularización de las casitas

Primeros pasos para la legalización de las casas del diseminado del término de Ontinyent. :: LP

·         El consistorio atenderá de manera personalizada a los vecinos con construcciones en suelo no urbanizable para aclarar dudas del proceso

Primeros pasos para la legalización de las casas del diseminado del término de Ontinyent. :: LP

REDACCIÓN

 

  • ONTINYENT

7 febrero 201700:04

 

El Ayuntamiento de Ontinyent pondrá en marcha este jueves en la Casa de Cultura un servicio de oficina de asesoramiento sobre la regularización de casetas del diseminado.

Este servicio será prestado semanalmente de forma gratuita por un arquitecto y un abogado externos al consistorio, que asesorarán e informarán de manera personalizada sobre las posibles soluciones a cada caso.

El concejal coordinador del área de Territorio, Jaime Peris, explicaba que con la puesta en marcha de esta oficina de asesoramiento, «el Ayuntamiento pone a disposición de los vecinos que tengan su caseta en situación irregular, la posibilidad de consultar con expertos su caso y conocer los trámites a seguir para regularizarla», añadía Peris.

Para poder recibir este asesoramiento será necesario pedir cita previa. Peris recordaba que gracias al trabajo de la actual Directora General de Vivienda, Rebeca Torró, «conseguimos que se abriera la puerta a la regularización de las casetas y nos convertimos en un referente en la materia en toda la Comunidad Valenciana, haciendo posible evitar escombros y reducir las sanciones de manera significativa «, señalaba.

Desde el consistorio recuerdan que existen tres tipos de infracciones en el diseminado. El primero es el de las construcciones en suelo urbanizable, que deben acogerse a lo que se aprobó los planes parciales de urbanización para legalizar las viviendas, que son los casos que inicialmente se atenderán en la oficina que se pone en marcha esta semana. Los vecinos que se encuentran en estos casos se han visto beneficiados del cambio en la LOTUP (la Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje) realizado a instancias del Gobierno de Ontinyent, una modificación que permite que las multas, que eran de alrededor del 30% del valor de la construcción, pasaron a ser de entre el 2 y el 6%.

Aparte de estos casos, se encuentra el de las construcciones en suelo no urbanizable, que se acogen a lo que se diseñó un Plan de Minimización de Impacto Territorial actualmente en estudio por parte de la Conselleria. Finalmente, las viviendas edificadas en zonas protegidas (existen alrededor de 20 casos) cuentan con la posibilidad de fraccionar o aplazar la sanción hasta 15 años.

El Ayuntamiento de Ontinyent viene trabajando en este sentido desde la nueva ley de Ordenación. De hecho, el consistorio celebraba una jornadas el verano pasado, en la que implicaba a arquitectos y constructores no sólo en el impulso a la rehabilitación urbana, sino especialmente para la legalización de las casitas. En la misma, que fue incluso demandada por los propios profesionales, a través de la Mesa del Territorio, se explicaba la conveniencia de legalizar las mismas y las soluciones técnicas y legales con que se cuenta.

En este encuentro ya incluso se llegaron a atender las diferentes dudas o cuestiones surgidas sobre las condiciones técnicas o requisitos necesarios para actuar al respecto tanto por parte de los propietarios, como de los profesionales del sector de la construcción.